Australia y Sudáfrica comenzaron con buen pie

El Rugby Championship, el torneo que reúne a los 4 seleccionados más importantes del hemisferio sur, dio inicio el pasado fin de semana con dos compromisos. Sudáfrica se impuso como local ante Nueva Zelanda; en tanto, Australia triunfó en su visita ante Argentina. Ambos encuentros resultaron muy valiosos en el nuevo ranking de la World Rugby. Aunque Irlanda se mantiene inamovible en la cima, los seguidores vienen intercambiando en su búsqueda por el número uno del mundo rugby.

Los Pumas dejaron escapar la posibilidad de un buen triunfo ante Australia, que le hubiese posibilitado escalar dos posiciones en el ranking mundial. El seleccionado argentino se venía imponiendo durante la primera parte. Sin embargo, una serie de errores y desconcentraciones permitieron a los Wallabies dar vuelta el resultado. Por su parte, Sudáfrica siempre se mantuvo adelante en el marcador ante los All Blacks. Un intento de acercamiento se dio en los minutos finales que los Springbooks frenaron con una nueva conversión.

Desde la tierra del buen vino

El estadio Malvinas Argentinas, en la provincia argentina de Mendoza, fue el escenario del triunfo de Australia por 41-26 ante Los Pumas. Donde la última media hora resultó fundamental para el triunfo de los Wallabies. Con un buen partido de Pablo Matera, el seleccionado argentino se puso rápidamente arriba por 13 a 3. Algunas infracciones argentinas, en campo propio, permitieron descontar a los australianos y desnudaron los inconvenientes de disciplina del equipo. El capitán de los Wallabies, Michael Hooper, había retornado el viernes a Australia por no encontrarse “mentalmente” preparado para el test match.

Los Pumas aprovecharon esa situación en la primera parte y así llegaron al entretiempo con una ventaja de 19-10. Australia cambió rotundamente para la segunda parte y desnudó los problemas del seleccionado argentino en defensa. La inconducta de Los Pumas le fue entregando posibilidades de penales que no desperdició el seleccionado oceánico. Australia insistió y consiguió sobre el final el premio del bonus-try.  El próximo sábado será momento de revancha en San Juan.

Los All Blacks no levantan cabeza

El partido inaugural del Rugby Championship se disputó en Nelspruit. Allí el seleccionado local sudafricano aprovechó el mal momento de los neozelandeses para imponerse por 26-10. Ian Foster, entrenador de los All Blacks, no convence en el juego y sus números no son positivos. El conjunto negro ha perdido cinco de sus últimos seis juegos, con tres caídas consecutivas, sumando la del sábado.

Siendo un seleccionado vulnerable, los Springbooks aprovecharon para sacar una rápida ventaja e irse al entretiempo con una ventaja parcial de 10-3. El XV local siguió ampliando la ventaja en la segunda parte mediante dos penales y un dop. La ventaja de 16 puntos se achicó luego de un try y conversión neozelandesa, aprovechando que se encontraba con un jugador de más. 

Sin embargo, ya con el tiempo cumplido, fue momento de cerrar el cotejo para los Springbooks. Le Roux apoyó la guinda y Pollard sentenció el resultado con su conversión. El próximo fin de semana es momento del segundo partido también en suelo sudafricano.

Por el momento, Australia encabeza las posiciones con 5 puntos y es seguido por Sudáfrica con 4 unidades. La tabla es cerrada por Argentina y Nueva Zelanda con cero puntos.